La importancia de 5 comidas al día

Añadir una comida a media mañana y otra a media tarde permite tener energía durante toda el día.

Los expertos en nutrición recomiendan, siempre, hacer entre cuatro o cinco comidas al día: el desayuno, el tentempié, la comida, la merienda y la cena

No sólo importa lo que se come, sino cómo se come y cómo se distribuyen los alimentos a lo largo del día. Esto nos garantiza un aporte adecuado de los nutrientes, un metabolismo más eficiente y menos ansiedad, la cual es muy común entre quienes hacen solamente las comidas principales y excluyen las meriendas.

Algunas investigaciones han demostrado que si la cantidad de alimentos que conforman una dieta se consume en una sola ingesta se gana peso por lo que la absorción de nutrientes no es tan efectiva. Así, los mismos estudios han demostrado que distribuir las necesidades alimentarias en varias comidas al día ayuda a controlar el peso corporal.

 

"La digestión siempre es más sencilla cuando se distribuye la ingesta de alimentos"